El médico de las sombrillas (es/en)

1000213526.png

Me vienen a la mente los recuerdos de mi abuela cuando la veía llegar a mi casa, allá en Barbacoa, a media mañana, con una toalla sobre los hombros y un gajo de cabo de hacha sobre la cabeza, protegiéndose del el sol. Corrían tiempos difíciles y el lujo de poseer una sombrilla estaba vetado para los más humildes.

1000213441.jpg

En mi barrio, que yo recuerde, solo usaba sombrilla una señora que venía de La Habana a visitar a la familia del dueño de la Vega. Siempre me llamó la atención la arquitectura de este artefacto protector del agua y el sol. En el primer viaje de vacaciones que hizo mi hijo, desde Venezuela nos trajo tres sombrillas del mismo modelo, una para su mamá, otra para su hermano y la mía, que es la única que se mantiene "viva", las otras dos se extraviaron.

1000213460.jpg

En cierta ocasión, bajo un fuerte aguacero se le partió el alámbrito que unen las varillas y quedó fuera de "combate", en esa etapa no tenía la menor idea de cómo arreglarla, por lo que me dirigí a un anciano que las arregla allá por el reparto Hermano Cruz. Dicho mecánico resultó ser muy afable y conversador, mientras me arreglaba la sombrilla, yo me iba fijando por si algún día me veía en tal situación poderlo solucionar.

1000213521.jpg

Después le fui llevando algunos paraguas de mis amistades y entablamos una linda amistad, fui aprendiendo el oficio de reparador de sombrillas a tal punto, que cuando me jubilé y opté por dedicarme a este oficio. Para ir compensando mi baja jubilación, que al precio de los productos actuales se ha convertido en casi nada.

1000213424.jpg

Les debo confesar que nunca podré superar aquel noble anciano, en la esmerada organización de su taller, él tiene anaquelitos con sus respectivas tarjetas de estibas, cada tipo de varilla y utensilio de repuesto. Además, posee un pequeño tornillo de banco y otros implementos sofisticados para cada actividad. Pero como cada maestro tiene su librito, y todos los caminos conducen a Roma, logro casi iguales resultado con métodos más prácticos en los arreglos.

1000213437.jpg

Actualmente, con las habilidades adquiridas en el oficio, auxiliándome con algunas herramientas de manos que ido reuniendo, y con la máquina de coser que adquirí, he montado un improvisado tallersito dónde reparo todo tipo de paraguas y otros útiles del hogar. Además, como cuento con el arte de la costura, con mi máquina marca "Unión", de fabricación Soviética, logro reparar algunos forros que al parecer eran insalvables. Acto seguido los paso por la lavadora y cuando los monto de nuevo en sus armaduras, quedan relucientes.

"Y como quedan que brillan,
todo el que las ve se antoja,
porque son pintas y rojas,
negras, blancas y amarillas".

1000213438.jpg

Trato de buscar siempre la satisfacción de los que solicitan mi servicio. También de que mis honorarios que sean lo más módicos posible, dado a la situación económica en que nos encontramos. A todos los que han tenido la paciencia de leerme hasta el fin, les digo que estoy a su disposición, por si tienen una sombrilla en mal estado que arreglar. A, ya se me olvidaba, acepto HBD 😎. Los quiero.

1000213447.jpg

Las imágenes utilizadas en la publicación fueron tomadas con mi móvil Xiaomi Redmi 8. Textos llevados al Inglés por Deepl Traslate.


ENGLISH VERSION (click here!)


Memories of my grandmother come to mind when I saw her arrive at my house, back in Barbacoa, in the middle of the morning, with a towel over her shoulders and a piece of an axe rope over her head to protect herself from the sun. Times were hard and the luxury of owning an umbrella was forbidden to the most humble.

In my neighborhood, as far as I remember, only a lady who came from Havana to visit the family of the owner of the Vega used an umbrella. I was always struck by the architecture of this artifact that protected from the water and the sun. On my son's first vacation trip from Venezuela, he brought us three umbrellas of the same model, one for his mother, one for his brother and mine, which is the only one that is still "alive", the other two were lost.

On a certain occasion under a heavy downpour the wire that joins the rods broke and it was out of "combat", at that stage I had no idea how to fix it, so I went to an old man who fixes them there in the Hermano Cruz neighborhood. This mechanic turned out to be very affable and talkative, while he was fixing the umbrella, I was looking for a solution in case one day I found myself in such a situation.

Later I took him some of my friends' umbrellas and we became good friends. I learned the trade of repairing umbrellas to such an extent that when I retired, I decided to dedicate myself to this trade, to compensate for my low retirement, which at the price of the current products has become nothing.

I must confess that I will never be able to surpass that noble old man in the careful organization of his workshop, he has shelves with their respective stowage cards, each type of rod and spare utensil. He also has a small vise and other sophisticated tools for each activity. But as each master has his own little book and all roads lead to Rome, he achieves almost equal results with more practical methods in the arrangements.

Currently, with the skills acquired in the trade, helping me with some hand tools that I have been gathering, and with the sewing machine I acquired, I have set up an improvised little workshop where I repair all kinds of umbrellas and other household utensils. In addition, as I have the art of sewing, with my "Union" machine of Soviet manufacture, I manage to repair some linings that apparently were unsalvageable. Then I put them through the washing machine and when I put them back in their frames, they are shiny.

"And how they shine,
everyone who sees them craves them,
because they're red and red,
black, white and yellow".

I always try to seek the satisfaction of those who request my service. I also try to keep my fees as low as possible, given the economic situation in which we find ourselves. To all those who have had the patience to read me until the end, I say that I am at your disposal if you have an umbrella in bad condition to fix. Oh, and I forgot, I accept HBD 😎. I love you.

The images used in the publication were taken with my mobile Xiaomi Redmi 8. Texts translated into English by Deepl Translate.

IMG_20230728_100758.jpg

2dk2RRM2dZ8gKjXsrozapsD83FxL3Xbyyi5LFttAhrXxr16mCe4arfLHir9abEcfyUJdne2NmRpPev8XTWsNCo7d7QfjJweYZDGExmMB2f8Y8LJas2JagQetrn9vWVbZdCAfCUaoDLo2QcwREf41XPyKaPJMFsVnuxggjgWPbb.gif

colmena (3).gif



0
0
0.000
14 comments
avatar
(Edited)

Espero que tu negocio de reparación de sombrillas prospere y genial que aceptes HBD :)
Lástima que estés tan lejos porque con las lluvias de estos días a mi paraguas se le doblo uno de los alambres y traté de hacer lo mejor que pude pero no quedó muy bien.

0
0
0.000
avatar

Amigo, cuando se quiere, lo mejor se hace Serca, dime de dónde eres, mándame una foto de tu paragua y veré que consejo te puedo dar para que resuelvas la rotura. Que pases buen día.

0
0
0.000
avatar

Que bueno que existen personas con ese talento. Con lo que vale una sombrilla hoy es preciso arreglar, remendar, transformar.... Y seguir sacándole el kilo🤣. He visto su trabajo terminado con anterioridad y me pareció excelente. Ahora q nos muestra parte del proceso entiendo el origen de la calidad del trabajo.

0
0
0.000
avatar

Cuando uno le pone amor a lo que hace, por lógica, el resultado debe ser positivo.. gracias por reconocer mi trabajo
Salud y suerte en la vida

0
0
0.000
avatar

Excelente amigo, que bonita profesión, muchas personas hacen ver que lo roto ya no sirve, pero en buenas manos, lo roto tiene más valor👌

Saludos y cálido abrazo 🙌🙌🙌

0
0
0.000
avatar

Cómo dice el poema, " A las cosas que sean feas, ponle un poquito de amor y verás como enseguida ellas cambian de color. Que tengas buen día... Un abrazo fraterno

0
0
0.000
avatar

A quien quieres @elflaco57, a los HBDE!!!JJaa. A ti no te dejo entrar en mi taller. Porque después me das raya.
Ese post es muy valioso ,porque pone claro que la vida no acaba cuando empieza la jubilación. Que no es necesario echarse a un lado como un trato inútil y dependiente, tengo un hermano que se júbilo de carpintería y algo de electricista y también está arreglando sombrillas.y cada día perfecciona más el oficio.
También el post r conoce los valores de los demás cuando reconoces las aptitudes del anciano maestro en ese oficio
Buen post. Saludos y éxitos.

0
0
0.000
avatar

Buenos dias, me alegro mucho tener un coterraneo como tu, con quién intercambiar sobre nuestro trabajo, te puedo decir que desde que era un niño acompañaba a mi para a restaurar las viviendas de madera de los vecinos y esa afición de prolongar la vida útil de los objetos, siempre me ha acompañado . Siempre estoy atento a tus creaciones. Saludos fraternos

0
0
0.000
avatar

Aún después de jubilado estas tareas ayudan a serle útil todavía a la sociedad, además de remonerarte por el trabajo realizado, ya que estamos acá aceptar la moneda de Hive es algo bien pensado.

0
0
0.000
avatar

En tiempos de agua y de sol , una sombrilla siempre es bienvenida para seguir avanzando, muy buen post amigo mío

0
0
0.000
avatar

Principalmente el sol está haciendo mucho daño en la piel de las personas. Saludos amigos

0
0
0.000
avatar

Este post me ha gustado mucho. Lo leí y la conexión no me había permitido enviar un comentario, pero lo tenía pendiente.
De veras que hace usted un trabajo genial. Mi hermana lo admira. Gracias por ponerle vida nuevamente a un objeto que lo marcó desde la infancia. Un abrazo fuerte.

0
0
0.000
avatar

Se hace lo que se puede, es muy gratificante prestarle este servicio a la poblacion. Saludos para ti y tu hermana ,ojalás que nos veamos pronto en alguna acividad

0
0
0.000
avatar

SAludos @elflaco52 y es un gusto seguirte por aquí.
Recibe mis benmdiciones desde El Zulia, Venezuela.

0
0
0.000